Integridad Académica

Sergio J. Castro
Mundo Digital, Ensenada

Logo Original OAU

La palabra íntegro es definida por el diccionario de la lengua de la Real Academia de la Lengua Española como un adjetivo y que significa “que no carece de ninguna de sus partes”, “Dicho de una persona: Recta, proba, intachable.” Buscando más encontré en Wikipedia la siguiente información:

La palabra integridad proviene del latín integrîtas, -ãtis (totalidad, virginidad, robustez y buen estado físico), pero el vocablo se deriva del adjetivo integer (intacto, entero, no tocado o no alcanzado por un mal). Se compone de in- (no) y una raíz que es la misma que la del verbo tangere (tocar o alcanzar), es la pureza original y sin contacto o contaminación con un mal o un daño (físico o moral).

Integridad se traduce como honrado, honesto, respeto por los demás, directo, apropiado, responsable, control emocional, respeto por sí mismo, puntualidad, lealtad, pulcro, disciplinado, congruencia y firmeza en sus acciones. En general es alguien en quien se puede confiar. Integridad es retomar el camino de nuestra verdad, es hacer lo correcto, por las razones correctas, del modo correcto.”

Las noticas estadounidenses han cubierto extensivamente durante las últimas semanas el caso de un periodista de nombre Brian Williams quien trabaja para la cadena NBC leyendo noticias (un puesto similar al de López Doriga). Williams exageró sucesos de noticas que el cubrió durante el 2003 en Irak. Las exageraciones incluían participaciones de él mismo en algunos sucesos que después cubrió en su noticiero. Este año se descubrió y el mismo admitió que las noticias no las representó adecuadamente. NBC decidió castigarlo con una suspensión de seis meses, sin goce de sueldo. Para muchos este castigo es ligero ya que el público duda sobre la integridad laboral de Williams. A otras personas que han sido descubiertas en mentiras no les ha ido tan bien. Scott Thompson, director ejecutivo de Yahoo en el 2012, fue despedido escandalosamente cuando se descubrió que había mentido en el grado académico que ostentaba. Dijo que tenía una licenciatura en contabilidad y ciencias computacionales y no era cierto, solo la tenía en contabilidad. Se le acuso de embellecer y falsificar su curriculum.

A las empresas les cuesta mucho posicionar una marca, les cuesta mucho establecer credibilidad. Es por ello que al encontrar motivos en los cuales su integridad fue cuestionada por las acciones de sus empleados, estas empresas, Yahoo y NBC, reaccionaron de acuerdo a sus valores.

El producto que las universidades entregan es el recurso humano calificado. Y de las universidades se espera mucho más que de las empresas comerciales, se espera que las universidades lideren en la generación de conocimiento y se espera integridad tal cual se define arriba. Es por ello que algunas universidades le han retirado el grado a egresados que con sus acciones han puesto entredicho la integridad académica de las universidades de las cuales egresaron. Me refiero a universidades de países desarrollados, en países sub-desarrollados no ha sido igual, como ya he escrito anteriormente (más información en www.plagios.info).

Existe un movimiento académico para salvaguardar la integridad académica de las instituciones de educación superior se llama precisamente International Center for Academic Integrity y se le conoce por sus siglas en Inglés ICAI. Este es el sitio URL de ICAI: http://www.academicintegrity.org/.

ICAI fue fundada para combatir trampas, chapuzas, plagio y en general toda deshonestidad académica en la educación superior. Su misión se ha ampliado para cultivar la cultura de la integridad en la comunidad académica internacional. Ese es su objetivo.

Muchas universidades del mundo se han integrado a ese movimiento, incluyendo varios campus de la Universidad de California, aquí la información de la Universidad de California en San Diego: https://students.ucsd.edu/academics/academic-integrity/index.html.

Nuestro país está en pañales, pañales de tela en cuestiones de integridad académica. A la fecha solo dos universidades mexicanas se han integrado a este movimiento, la Universidad de Monterrey y la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo. La indecisión, duda, titubeo e inacción de nuestras universidades ante situaciones de plagio, desde la UNAM hasta la UABC, muestra que es muy necesario que nuestras instituciones de educación superior dediquen esfuerzos para salvaguardar la integridad académica de sus programas y grados.

Leave a Reply

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>