ICBC, el negocio del dolor

Sergio Haro Cordero,
Zeta, marzo 2, 2015

ICBC, el negocio del dolor

El tema de la cultura -sobre todo la cultura oficial- poco trasciende, salvo presentaciones y eventos, o por el nivel de invitados y personalidades. Pero la parte cotidiana de este rubro parece pasar desapercibida, por lo menos ante la opinión pública. Un ejemplo es lo que sucede al interior del Instituto de Cultura de Baja California, donde poco a poco se van acumulando quejas y críticas ante un endeble desempeño de la actual administración.

Los cambios, la falta de un plan central y la repercusión de estas inacciones hacia la comunidad cultural y hacia la ciudadanía en general, han sido la constante durante los últimos meses.

Uno de los argumentos principales del actual titular de lCBC, Manuel Bejarano Giacomán, ha sido la falta de dinero y la herencia de anomalías administrativas y financieras de quienes le precedieron en el puesto, léase Moisés Galindo y Ángel Norzagaray. Ejemplo de ello, el caso del millonario adeudo a los integrantes del Ballet Ehécatl, quienes tienen un laudo laboral a su favor -les deben cerca de 17 millones de pesos-  y hasta el momento no han concretado la recepción de lo demandado, ni han salido a realizar la labor para la que están contratados, la danza folclórica.

Pero ese no es el único caso que tiene que ver con adeudos y anomalías en el área de cultura. Rafael Rodríguez Ríos encabeza una empresa editora, Media Artificios. Durante un tiempo fue empleado del ICBC,  ahora reclama un adeudo entre la edición e impresión de numerosos títulos por cerca de un millón 390 mil pesos, lo peor es que han pasado tres administraciones y hasta la fecha, nada.

Rafael carga con una serie de fólderes con originales y copias de cartas, oficios, memorándums dirigidos al titular del ICBC, al del Órgano de Fiscalización, al Congreso, a la Secretaría de Educación, a Contraloría, a la Secretaría Particular del Ejecutivo, al gobernador, pero en ninguna parte ha encontrado respuesta.

El demandante hizo una serie de acuerdos para la impresión de una larga lista de libros en tiempos en que Ángel Norzagaray era el titular del Instituto, pero con el temblor de abril de 2010, los pagos a su labor empezaron a retrasarse, aunque había abonos y  nuevos acuerdos. En febrero de 2011, Norzagaray dejó el Instituto para brincar a la UABC -se manejó que por sus aspiraciones a Rectoría-, al área de Control Escolar, dejando en su lugar a quien fuera su jefe administrativo, Moisés Galindo, lo que significó que los acuerdos con Norzagaray no se cumplieran. La deuda empezó a crecer y crecer, y el tema, efectivamente le fue heredado al actual director general, Manuel Bejarano Giacomán, con quien el impresor solo tuvo una reunión en febrero de 2014, donde nada se arregló.

Pero en el inter han saltado datos, como el sobreprecio de pagos a otros impresores de libros al ICBC duplicados y hasta triplicados los costos; y aunque la mayoría de los acuerdos con Rodríguez fueron verbales, por Trasparencia él solicitó datos relacionados con las publicaciones donde oficialmente se informó que sí existen esos títulos en propiedad del ICBC.

Resalta el caso de un libro editado en 2011 –“El Negocio del Dolor”, de Araceli Martínez-, coeditado con el Ayuntamiento de Guadalajara, donde pagaron 50 mil pesos pero solo se editaron 100 ejemplares por la falta de pago al impresor. Eso sí, la obra literaria se presentó en la Feria del Libro de Guadalajara, ganó un premio y el ICBC lo boletinó como logro propio. De todo esto la Contraloría Estatal y el ORFIS tienen los datos, igual que Bejarano, pero el adeudo sigue pendiente.

Autos oficiales, de recreo

El flamante pick-up doble cabina, modelo reciente y con logos del CONAFE duró un buen rato estacionado frente al restaurant El Chipo, ahí en La Rumorosa. Era sábado 7 de febrero y, un poco después de mediodía, el delegado del organismo educativo, Hugo Abel Castro Bojórquez, salió del lugar, campante y con el estómago lleno, acompañado de su esposa Rebeca. Enfilaron rumbo al Este hacia Mexicali. Los bien pensados pudieran decir que estaba trabajando, pero en sábado con su esposa y acompañado de otra pareja en la mesa, la imagen denotaba lo contrario.

El uso de autos oficiales en actividades que nada tienen que ver con la chamba sigue siendo frecuente, ya sea el delegado o el empleado de menor nivel. Se trata de autos oficiales, pagados con nuestros impuestos y destinados a la labor oficial, al desempeño de su trabajo. Además, no solo es el uso del auto y su desgaste, sino gasolina y en ocasiones hasta viáticos, y éste no es el único caso. En fin de semana, afuera de los campos deportivos de la UABC en Mexicali, temprano llega un pick-up doble cabina con logos de CONAGUA. Un tipo se baja y camina hasta la zona de ejercicios.

A la par, en fin de semana, otro vehículo pick-up con logos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes -placas 988 ZAX-  igual sirve para uso familiar y recreativo en tareas nada relacionadas con el trabajo. Anteriormente este espectáculo era común en la fila hacia Estados Unidos, o en el cine, o en los mercados y en fin de semana, pero aparentemente se había reducido; ahora empieza a repetirse, lo cual en la práctica puede significar un retroceso en la transparencia del uso de los recursos públicos.

ISSSTECALI

El tema de las jubilaciones de maestros y burocracia -sobre todo los primeros- parece que dará mucho de qué hablar, sobre todo en la coyuntura que apenas la semana pasada trascendió, con la aprobación de parte del Congreso de todo el proceso legislativo y, por consiguiente, la publicación y vigencia de la polémica reforma. Por lo pronto, en estos días, un numeroso conjunto de maestros convocados por el llamado Grupo Gestor ha encabezado una serie de plantones que derivaron en pláticas con funcionarios educativos. Aseguran que hay más de 2 mil maestros susceptibles de jubilarse y proponen –mientras se concreta el trámite- la llamada prejubilación, que en términos prácticos significa que estos profesores que ya cumplieron más de 30 años de servicio, sean relevados de sus labores y se les siga pagando en tanto llega la jubilación oficial. El miércoles 25 de febrero sostuvieron una reunión con autoridades del Sistema Educativo y han programado otra más para el inicio de la próxima semana. El mismo grupo adelanta la tramitación de una serie de amparos contra la reforma.

Reducción

Las asociaciones civiles están molestas luego del anuncio por parte de la Secretaría de Desarrollo Social del Estado, que a sus anchas dirige Ricardo Magaña Mosqueda. En corto les informaron que durante los próximos meses -que nada tiene que ver con el proceso electoral, afirman- se aplicará una reducción del 10 por ciento en cada uno de los cheques que entregan mensualmente para apoyo social.

Aunque en ningún momento aclararon que se trata de hacer colecta para la próxima elección, la reputación de Magaña Mosqueda despierta suspicacias, por ello las asociaciones -que suplen un papel importante para apoyar a los grupos vulnerables- se encuentran preocupadas.

Molesto

Por otra parte, el presidente del Congreso del Estado, Francisco Alcibíades García Lizardi, anda preocupado, y no por el bienestar de los bajacalifornianos. Sucede que andan investigando sus gastos en el ramo del consumo de gasolina, lo que al parecer no le gustó al representante de Movimiento Ciudadano y empresario en el ramo de los combustibles.

Preguntas:

¿Existe el don de la ubicuidad? ¿Puede un mortal estar en dos, tres lugares a la vez? ¿Puede alguien trabajar en Juventud 2000, la Secretaría de Educación Pública y en un diario local, todo al mismo tiempo?

 

Leave a Reply

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>