¿Qué es la economía del conocimiento?

Alejandra C. Rodríguez Aguilar (alejandra_22500@yahoo.com)
Instituto Tecnológico de Tijuana
Zeta, junio 7, 2012

La economía del conocimiento es una economía basada en la información y las comunicaciones, que tiene como objetivo la innovación tecnológica, pero principalmente, es un modelo que se puede aplicar en todo lo que tenga que ver con la generación de nuevo conocimiento. Funciona en la empresa, la escuela y en la fuerza laboral que aspira no sólo a educarse por más tiempo sino de manera continua, es decir antes era preparase para la vida, ahora es educarse durante toda la vida, porque el conocimiento se va haciendo obsoleto.

Diferentes estudios sobre el crecimiento económico han concluido que el capital humano es uno de los principales determinantes del desempeño económico de un país. Específicamente se ha encontrado que la tasa de matriculación en primaria y secundaria, así como el grado de escolaridad de los individuos de un país o una región, tienen efectos positivos en el crecimiento económico del PIB per cápita real (Barro: 2002).

Los resultados de las pruebas internacionales efectuadas en Matemáticas y otras áreas de la ciencia sirven para identificar que no solamente la cantidad sino la calidad de la educación tiene efectos positivos sobre el crecimiento económico.

Desde tiempos remotos, el conocimiento ha sido el motor del crecimiento y desarrollo de las naciones y del bienestar de la sociedad. La habilidad y destreza para inventar e innovar, da como consecuencia la generación de nuevos conocimientos e ideas que se conviertan en productos, procesos y organizaciones, siempre con la visión de impulsar el desarrollo.

En cada una de las épocas han existido organizaciones e instituciones capaces de crear y difundir el conocimiento, desde los gremios medievales hasta las grandes corporaciones comerciales de principios del siglo XX; desde los incipientes conocimientos hasta las reales academias de la ciencia que comenzaron a surgir en el siglo XVII.

Sin embargo, el estudio de la economía basada en el conocimiento es reciente, a pesar de que el conocimiento, de acuerdo a las afirmaciones del Banco Mundial, en cualquier etapa histórica siempre ha tenido un papel protagónico en el desarrollo, lo que es nuevo en nuestro sistema económico es que el conocimiento se está creando y transformando con gran rapidez como nunca antes pero también se está sistematizando para incorporarlo a la producción de bienes y servicios transformando procesos no sólo económicos sino sociales.

Aquello que distingue a la economía basada en el conocimiento es que en ella la generación y explotación del saber juega un papel predominante en la creación de riqueza que se sustenta principalmente en el uso de las ideas más que en las habilidades físicas, así como en la aplicación de la tecnología más que en la transformación de materias primas o mano de obra barata.

En los albores de los años noventa, surge en realidad el concepto de la economía del conocimiento, siendo los países desarrollados los primeros en la implementación de las Tecnologías de la Información y Comunicación conocidas como TIC’s y alcanzan su apogeo en el momento en el que las diversas administraciones públicas empiezan a ver la importancia que tendrán en un futuro inmediato las industrias de la tecnología informática y el universo de las telecomunicaciones.

Estados Unidos, país que se localiza a la cabeza desde los años setenta, tanto en el desarrollo de la industria informática como en el de las telecomunicaciones, fue también el país pionero en implementar un Plan Tecnológico, no sólo preocupado por los aspectos informáticos, sino también por los aspectos económicos, políticos y sociales que afectarían en un futuro a todos los ciudadanos norteamericanos. Y así surge en 1993 el Plan Tecnológico Americano, más conocido como Plan Gore (nombre del vicepresidente de los Estados Unidos en aquel momento, quien implantó el citado Plan).

Para poder comprender el concepto de “economía del conocimiento” en primer lugar se debe identificar qué es lo que caracteriza a una economía.

En principio este tipo de economía se basa en el conocimiento y la información son los principales insumos para su producción, pero a la vez son productos que la misma economía genera. Desde ese punto de vista, los trabajadores más numerosos de la nueva economía no producen ningún producto tangible, sino que continuamente están transformando este conocimiento e información en nuevo, para los que existe un mercado; además, bajo la nueva dinámica económica hay una velocidad mucho mayor en la difusión de la información y el conocimiento por lo que la habilidad de los trabajadores es interpretarlo y transformarlo en actividades redituables. (Castells, 2000).

Alejandra C. Rodríguez Aguilar, docente del Instituto Tecnológico de Tijuana, candidata a doctor por la Universidad Autónoma de Baja California, becaria de CONACyT, trabaja la línea de investigación de educación comparada en América Latina y es miembro de la Sociedad Española en Estudios Comparados.

Leave a Reply

  

  

  

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>